top of page
Search

Formando una coalición con las comunidades mayas en Coffeyville

Estoy escribiendo esta publicación en Coffeyville, Kansas, donde he pasado tres días reuniéndome con familias mayas, líderes de la comunidad y administradores de servicios de salud, como parte de nuestro proyecto de equidad en la vacunación Increase the Reach (ITR, por sus siglas en inglés). Coffeyville es una ciudad en la parte sudeste del estado, a sólo unas millas de Oklahoma, con una población de alrededor de 9,000 habitantes. Según el censo de los Estados Unidos, la población latina de Coffeyville es de aproximadamente 15 %, pero este porcentaje probablemente está por debajo de la realidad. Aunque la ciudad alberga a personas de muchos países latinoamericanos diferentes, incluyendo México, Colombia y Puerto Rico, hay al menos unos cuantos cientos de residentes de la región Huehuetenango de las alturas occidentales de Guatemala, donde se hablan varias lenguas mayas. La mayoría de los miembros de la comunidad maya que viven en Coffeyville hablan akateko o q'uanjob'al, que pertenecen al mismo subgrupo de la lengua maya y son mutuamente comprensibles.


Como muchas personas se refieren a las lenguas mayas como 'dialectos', hay una tendencia de las personas ajenas de asumir equivocadamente que son variedades del español. En realidad, las lenguas mayas se hablaban en las regiones que ahora conocemos como el sur de México, Guatemala y Belice durante miles de años antes de la colonización de América. Muchos de los residentes mayas de Coffeyville hablan el español como un segundo idioma; el español se enseña como un curso en las escuelas de las comunidades mayas y se usa para comunicarse con personas que hablan otras lenguas mayas, como k’iche’, que no es mutuamente comprensible con akateko o q'uanjob'al.


Aprendimos de nuestros compañeros mayas de este lugar que tanto en Guatemala como en Coffeyville los hablantes de lenguas mayas a veces deciden negar su identidad maya debido a la historia de genocidio y discriminación contra esta comunidad. Debido a la escasez de intérpretes de lenguas mayas en Coffeyville y la tendencia de algunos mayas a decir que su idioma es el español, los servicios de interpretación para miembros de la comunidad maya en Coffeyville son a menudo proporcionados en español. Blanca López, una intérprete local español-inglés y líder de la comunidad, me compartió que los pacientes mayas para quienes ella interpreta a veces asienten con la cabeza cuando un doctor les habla en una consulta que cuenta con un intérprete, aunque ellos no entiendan lo que se está diciendo. Para asegurarse de que entiendan, ella utiliza el método de demostración de lo aprendido, que quiere decir que le pide a los pacientes que le expliquen en sus propias palabras lo que tienen que saber sobre su salud. Nuestro asesor de intérpretes, Francisco “Paco” Martínez de Children’s Mercy Kansas City explicó que el método de demostración de lo aprendido, también llamado enseñanza inversa, es una habilidad que los doctores aprenden en su formación médica, pero a menudo no lo implementan en la práctica. Como intérprete, Blanca no debería tener que iniciar el método de demostración de lo aprendido cuando son los médicos quienes deberían tener la responsabilidad de utilizarlo.


Brindar asistencia médica equitativa para las comunidades mayas en los Estados Unidos requiere un conjunto único de recursos y habilidades. Además de la barrera del idioma que se crea al no haber intérpretes de lenguas mayas disponibles, algunos miembros de la comunidad maya no han aprendido a leer antes de llegar a los Estados Unidos, y la visión cultural de la salud en las comunidades mayas puede ser inmensamente diferente del modelo biomédico preferido dentro del sistema de salud estadounidense. Para responder a estos retos, se tiene que capacitar a los médicos, intérpretes médicos y personal administrativo para participar en interacciones con miembros de la comunidad maya de una manera cultural y lingüísticamente sensible. Lamentablemente, en regiones como Kansas, donde las poblaciones mayas son relativamente nuevas, no siempre es fácil tener acceso a dicha capacitación.


Los miembros del equipo del proyecto ITR, Monique García, Denise Romero, Raúl Rangel, y yo visitamos Coffeyville este fin de semana pasado para trabajar en pos de la creación de una coalición para mejorar el acceso de asistencia a servicios de salud para la comunidad maya de este lugar. Nuestra colaboradora Blanca López, y el teniente alcalde y concejal de la ciudad Justin Doane nos han ayudado a aprender sobre la ciudad y a conectarnos con residentes locales. Guillermo Miguel («Memo»), quién nació en Alabama y aprendió akateko de su mamá, habló con nosotros sobre sus experiencias trabajando para apoyar la salud de las familias mayas de la ciudad. También hemos tenido el privilegio de compartir tiempo con dos familias mayas (hablantes de akateko y q'anjob'al) y aprender de ellos sobre sus idiomas y sus experiencias en Guatemala y en Coffeyville. Jilberto, un compañero de San Rafael La Independencia, Huehuetenango, ¡hasta nos enseñó algunas palabras y frases en akateko! «Yu wal Dios» quiere decir «gracias», y cuando estábamos en la cafetería local Terebinth, Jilberto explicó que «Gracias por recibirnos en este lugar con todo su corazón», es una expresión que él usaría en akateko para agradecernos, porque él puede entender que nuestras acciones provienen de un lugar de amor.


El lunes, visité el Centro Médico Regional Coffeyville, el Centro Médico Comunitario del Sudeste de Kansas, el club Boys and Girls, el Departamento de Salud, y la Biblioteca Pública de Coffeyville; estas visitas me ayudaron a aprender más sobre el panorama de acceso lingüístico en la ciudad. Una de las partes más emocionantes del día fue cuando Raúl y yo cos reunimos con Pilar Davis, directora senior de Mejora de Calidad y Administración de Riesgos y Conformidad, en el Centro Médico Regional de Coffeyville y supimos que el centro recientemente había adquirido cinco carros con iPads para la interpretación remota por video a través de Propio Language Services. La señora Davis nos informó que además de ASL y español, Propio es capaz de proporcionar servicios de interpretación en akateko, q’uanjob’al y cientos de otros idiomas. Recientemente supe que Genesis Family Health del sudeste también usa servicios de interpretación remotos de video, pero en vez de Propio, tienen contrato con otra agencia llamada Maarti.


Aun cuando la disponibilidad de servicios de video interpretación es una ventaja inmensa, muchos pacientes prefieren trabajar con un intérprete que esté físicamente presente, porque la presencia física facilita la comunicación y le da mayor tranquilidad al paciente. También se necesitan intérpretes en persona de español y akateko, y para esto esperamos poder proporcionar apoyo, relacionando a los intérpretes locales con oportunidades de participar en una capacitación de 40 horas que cubre protocolos de interpretación, ética y los múltiples roles que cumple un intérprete.


Sin embargo. antes de que hagamos cualquiera cosa, tenemos que seguir construyendo una coalición con la comunidad maya de Coffeyville y aprender de los miembros de la comunidad sobre cuáles son los problemas que tienen que tratarse y cómo se debería hacer.


Alce su voz es una coalición basada en la comunidad cuya misión es mejorar la equidad en la salud de los hispanohablantes y los hablantes de lenguas indígenas en los Estados Unidos, enfocándose en Kansas y el medio oeste. Para mayor información o para participar, por favor envíe un correo electrónico a alcesuvoz@gmail.com. También puede suscribirse a nuestra lista de correo y seguirnos en Facebook.


Traducido por Spanish Ad Hoc Translations LLC- www.spanishadhoctranslations.com


(Pueden leer esta publicación en inglés aquí.)



68 views0 comments

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page