top of page
Search

Apoyando el multilingüismo en la educación pública para la equidad en la salud en Kansas

La educación se ha considerado durante mucho tiempo un «determinante social de la salud»; (SoDH, por sus siglas en inglés), o una condición en la que las personas viven que afecta su calidad de vida en general y sus resultados de salud. Por ejemplo, las investigaciones demuestran que las personas con niveles educativos más bajos tienen más probabilidades de sufrir ciertos problemas de salud que pueden atribuirse a factores de su estilo de vida, como enfermedades del corazón y diabetes.


El marco de referencia Healthy People 2030 (Gente saludable 2030) detalla un conjunto de objetivos educativos para mejorar la salud de la comunidad, al aumentar las tasas de graduación, la asistencia a la universidad y los niveles de lectura. Estos objetivos son pasos importantes hacia el logro de la equidad en salud, una condición en la que todos puedan alcanzar su nivel de salud más alto posible.


El sábado, en la Cumbre de Multilingüismo de Kansas, argumenté que las oportunidades educativas de una persona pueden afectar no solo sus propios resultados de salud, sino también la salud y el bienestar de toda la comunidad. Específicamente me refería a las oportunidades dentro del sistema educativo para que los jóvenes bilingües amplíen su bilingüismo, desarrollen habilidades de lecto-escritura en dos o más idiomas y aprendan a usar sus idiomas de manera efectiva en contextos profesionales.


Hay más de 112 idiomas que se hablan en los hogares de los estudiantes que asisten a las Escuelas Públicas de Wichita, y el español es, por mucho, el idioma más comúnmente hablado además del inglés. Casi el 38% (17,624) de los estudiantes del distrito son hispanos/latinos, y aproximadamente la mitad de esos estudiantes hablan español en casa.


En mi experiencia como profesora de español, una de las principales razones por las que los estudiantes latinos en Kansas eligen mantener y desarrollar su idioma español y sus habilidades de lecto-escritura es poder apoyar en el futuro la salud de su comunidad latina en Kansas, ya sea brindando servicios profesionales de interpretación médica, convirtiéndose en proveedores de servicios médicos bilingües calificados, educando a jóvenes de habla hispana o usando el español en otra profesión de servicio.


Brindar servicios a miembros lingüísticamente diversos de la comunidad de manera segura y equitativa requiere mucho más que ser bilingüe. Para ser un intérprete médico calificado, uno debe tener una amplia capacitación en protocolos, ética, lenguaje específico en el área y llevar a cabo múltiples funciones. Los traductores (profesionales que traducen documentos escritos a otro idioma) deben tener excelentes habilidades de lecto-escritura tanto en el idioma de origen como en el de destino, y estudios de traducción.


Pero el primer paso para ayudar a los jóvenes latinos bilingües emergentes a convertirse en profesionales bilingües es brindarles oportunidades educativas que apoyen mantener el idioma español y el desarrollo de la lecto-escritura. Esto puede comenzar desde la edad preescolar.


En la cumbre, escuchamos al director de la Escuela Magnet en Dos Idiomas Horace Mann, de Kínder a 8vo grado, Joel Escarpita, sobre los beneficios educativos, personales, culturales, académicos y profesionales de recibir instrucción en dos idiomas en los niveles de escuela primaria e intermedia. También aprendimos de Jennifer Parga, maestra de español de la preparatoria North High por muchos años, acerca de los cursos ofrecidos para estudiantes hablantes de herencia, nuestros estudiantes latinos que están expuestos al español en sus familias y comunidades aquí en los EE. UU. La Sra. Parga explicó que Wichita ha progresado en el desarrollo de programas de educación del idioma de herencia desde que se identificó la necesidad por primera vez en el año 2000, pero los cursos de español para estudiantes de herencia aún no se ofrecen en el nivel de escuela intermedia en el Distrito Escolar Unificado 259, a excepción de Horace Mann, un problema que me es familiar, ya que se nos dijo que mi hijo bilingüe de 11 años de edad, sería colocado en primer año de español cuando comience el sexto grado en una escuela intermedia de Wichita este otoño.


Durante la reunión, los padres de habla hispana preguntaron por qué era tan difícil ingresar a Horace Mann; algunos de los hijos de nuestros participantes (y mi propio hijo) han estado en la lista de espera de Horace Mann antes de comenzar el prekínder y no han sido aceptados. Claramente existe la necesidad de mayores oportunidades de educación en español para que más niños de Wichita puedan beneficiarse de la educación bilingüe. El Sr. Escarpita también comentó que se necesita una mayor continuidad entre las diferentes escuelas y los diferentes grados para crear un ruta para que los estudiantes bilingües puedan obtener el Sello de Bilingüismo de Kansas, una credencial que reconoce oficialmente a los graduados de la escuela preparatoria que han alcanzado «niveles de competencia intermedio o avanzados en dos o más idiomas».


Como indicó Denise Menjívar, candidata a grado de magister de Wichita State, en la presentación de su investigación en la cumbre, los maestros de español deben recibir capacitación especializada para tratar las necesidades especiales de aprendizaje de los hablantes de herencia. Una de las barreras para poder ofrecer programas educativos adecuados para estudiantes bilingües emergentes y hablantes de herencia hispana en Kansas es la falta de programas educativos con concentración en la educación bilingüe y de lengua de herencia para maestros. El Departamento de Lenguas y Literatura Modernas y Clásicas en la universidad Wichita State espera poder ofrecer una programación más amplia sobre educación en español en contextos multilingües en los próximos años, cuando se contrate más profesorado en el departamento.


Además de maestros calificados, la participación de los padres también contribuye al éxito de los estudiantes en el desarrollo del bilingüismo y en otras materias. En la cumbre, los padres de habla hispana compartieron que quieren involucrarse más en la educación de sus hijos y que necesitan ayuda para superar las barreras del idioma para poder hacerlo. El distrito escolar USD 259 de Wichita tiene un departamento de Servicios de Educación Multilingüe que incluye servicios de traducción y de inglés para hablantes de otros idiomas (ESOL, por sus siglas en inglés); a pesar de la existencia de estos servicios, algunos de los participantes de la cumbre describieron dificultades para comunicarse con los maestros y administradores debido a la barrera del idioma. Las experiencias de los participantes apuntan a la necesidad de la mejora de los sistemas para brindar servicios de acceso lingüístico dentro del sistema escolar. Por ejemplo, las conferencias de padres y maestros se pueden programar estratégicamente para permitir que haya servicios de interpretación profesional para todos los padres que los necesiten.


La coordinadora de WSU Tech One Workforce, Daisy Reyes, hizo una presentación en la cumbre sobre cómo el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y las decisiones posteriores de la corte suprema requieren que las escuelas brinden servicios educativos de apoyo para estudiantes lingüísticamente diversos y servicios de interpretación para los padres que los necesitan. Las conversaciones que tuvieron efecto antes y después de la presentación de la Sra. Reyes indicaron que algunos padres de habla hispana en Wichita no conocen sus derechos civiles en relación a los servicios multilingües o no se sienten empoderados para exigir que se respeten esos derechos. Por lo tanto, el grupo determinó que la educación comunitaria sobre los derechos civiles en la educación es vital para la equidad educativa en las comunidades latinas.


Para que la comunidad latina en Kansas logre la equidad en la salud, se debe priorizar el multilingüismo, el desarrollo de la lectoescritura bilingüe y el apoyo a los padres latinos en el sistema de escuelas públicas.


Los líderes educativos que asistieron a la cumbre determinaron que el próximo paso para apoyar el multilingüismo de nuestra juventud latina es crear un documento informativo explicando nuestros próximos pasos recomendados a los responsables de la formulación de políticas, como los administradores educativos. Si desea ser parte de la creación de este documento, por favor envíeme un correo electrónico a rachel.showstack@wichita.edu.


La panelista de la cumbre, Dra. Suzanne García-Mateus, de la Universidad Estatal de California Monterey Bay, nos recordó elogiar el español de nuestros hijos y elegir miembros de la Junta de Educación que entiendan el valor del multilingüismo. Las elecciones de la Junta de Educación de las Escuelas Públicas de Wichita serán el 7 de noviembre de 2023.


Alce su voz es una coalición basada en la comunidad cuya misión es mejorar la equidad en la salud de los hispanohablantes y los hablantes de lenguas indígenas en los Estados Unidos, enfocándose en Kansas y el medio oeste. Para mayor información o para participar, por favor envíe un correo electrónico a alcesuvoz@gmail.com. También puede suscribirse a nuestra lista de correo y seguirnos en Facebook.


Esta publicación fue financiada por la Oficina de Salud de las Minorías (OMH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS, por sus siglas en inglés) como parte de una subvención financiera por un total de $375,000 con 100 por ciento de financiamiento de OMH/OASH/HHS. El contenido es de los autores y no representa necesariamente el punto de vista oficial ni es avalado por la OMH/OASH/HHS o el Gobierno de los Estados Unidos. Para mayor información, visite https://www.minorityhealth.hhs.gov/


Traducido por Spanish Ad Hoc Translations LLC - www.spanishadhoctranslations.com



53 views0 comments

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page